Últimas 5 entradas

15/12/09

Cuidado con quien llama a la puerta

Hace escasamente 30 minutos, estaba apaciblemente en la cama cuando llaman a la puerta y abre mi madre, resulta que se pone a hablar como una moto un jovencito bien vestido, diciendo cosas como que es de Telefónica y que viene a mirar nuestra factura para darnos más velocidad etc; en el momento en el que pidió la factura mi madre, que la tengo bien enseñada, le dice que no tiene factura que la tenemos por internet, cosa que es cierta.

Eschuchando todo esto desde la cama, sabía que era todo un engaño. Primero, tengo estudios infórmaticos superiores, es decir, sé bastante más que una persona de a pie, segundo la velocidad máxima de mi zona ahora mismo son 3 Megas, no pueden ofrecerme más.

Entonces mi madre me llama y yo con cara de haberme acabado de despertar me sigue soltando el rollo, me fijo que tiene una factura de Telefónica encima de una carpeta que lleva y le suelto: ¿Tiene una acreditación que demuestre que es de Telefónica? tras esto, ahora si me dice que es de una empresa subcontratada por Jazztel (pillada tío) seguidamente le digo durante varios segundos quizá 10; no, no no no no... el pobre chico lo entiende (menos mal) y se pira.

Este es un ejemplo de cómo actuar, es una pena que las posibles víctimas de este sistema de captación de clientes no vaya a leer este blog, porque suelen ir a por gente mayor o poco versada en internet, así que si lees este blog y tienes abuela, abuelo, un tío, una tía, primos... que sepas que pueden timarle de esta manera, avísales de que no enseñen sus facturas al primero de turno que se les presenta en la puerta de casa diciendo que son de tal empresa.

Como conclusión, si en algún momento van a cambiar la velocidad de internet de tu zona, te avisan por teléfono, mandandote una carta, un email, ponen anuncios en sus páginas web oficiales etc, cada operador tiene sus métodos.

No os dejeis timar y feliz Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario